Educando en diversidad sexual

“La verdadera civilización es aquella en la que todo el mundo da a todos los demás todos los derechos que reclama para sí mismo”

Robert Green Ingersoll

 

¿Qué es la diversidad sexual?

La sexualidad es común a todos los individuos, pero como individuos únicos que somos, tenemos deseos y preferencias sexuales diferentes al resto. La diversidad sexual implica hablar de la pluralidad de sexualidades que existen (gays, lesbianas, transexuales…) y de las particularidades que cada una llevan asociadas.

Cuando se habla de diversidad, es necesario aclarar antes ciertos conceptos, ya que resulta de gran utilidad a la hora de entender la diversidad sexual en su conjunto.

  • SEXO BIOLÓGICO: Hace referencia a los componentes biológicos (cromosoma X o Y, gónadas, genitales internos y externos, hormonas, etc.) que determinan que una persona se desarrolle físicamente como hombre o mujer.
  • SEXO SOCIAL: Determina cómo nos mostramos en nuestra vida diaria al resto de la sociedad, dependiendo de si somos hombres o mujeres.
  • SEXO PSICOLÓGICO: Se refiere a cómo nos identificamos nosotros mismos, si como hombre o como mujer.
  • GÉNERO: Hace referencia a los componentes culturales (roles, responsabilidades, ropas, juegos, prácticas, etc.) asignados al hecho de ser hombre o mujer. Por tanto habría dos géneros: el masculino (con todo lo que se ha considerado propio de hombres) y el femenino (con todo lo que se ha considerado propio de mujeres). El género es un constructo social, que varía según culturas y épocas, y se aprende a través del proceso de socialización.
  • ORIENTACIÓN SEXUAL: Hace referencia a la dirección específica que toma el deseo en base a la necesidad de satisfacción erótico-sexual y el vínculo afectivo-emocional de un individuo. Esta dirección puede ser heterosexual (la orientación del deseo se dirige hacia personas de distinto sexo al propio), homosexual (la orientación del deseo se dirige hacia personas del mismo sexo) y bisexual (la orientación del deseo se dirige hacia ambos sexos).
  • IDENTIDAD SEXUAL: Hace referencia a la toma de conciencia del individuo con respecto al sexo al cual pertenece. La persona sabe que ha nacido hombre o mujer, se considera como tal y lo acepta. Cuando esto no ocurre, es decir, cuando la persona no acepta que su identidad no coincida con lo que marcan sus genitales, inicia un proceso de cambio para asemejarse al sexo deseado. A esto se le conoce como transexualidad.

educando en diversidad sexual 2

Hoy en día, siguen habiendo ciertos sectores de la población que rechazan y repudian la diversidad sexual. Lo que pone de manifiesto la necesidad de seguir explicando la homosexualidad, la transexualidad y la intersexualidad*, y educando en tolerancia y sexualidad para que estos conceptos sean integrados y normalizados en la sociedad.

No es suficiente el hecho de reconocer que existe diversidad en la sexualidad, es necesario también que se acepte y tolere, y se le dé la visibilidad que merece. Todas las personas tienen derecho a vivir su sexualidad de forma libre, independientemente de la orientación que tengan o de cuál sea su identidad sexual.

La educación sexual en general es importante iniciarla desde edades tempranas, pero resulta especialmente importante para los jóvenes ya que es en esta etapa donde están descubriendo y buscando entender su sexualidad, ya sea homosexual, bisexual o heterosexual, o ya sean transexuales o intersexuales.

A lo largo de este proceso de auto-conocimiento hay jóvenes que sufren violencia física y psicológica, vejaciones, insultos, menosprecios, etc. Son atormentados y no comprendidos por su entorno, tienen graves consecuencias negativas en sus vidas: soledad, depresión, ansiedad, baja autoestima, inseguridad, consumo abusivo de drogas, marginación, trastornos psicosomáticos, abandono del sistema escolar, alejamiento de la familia, trabajo u otro entorno, búsqueda de ayuda o apoyo en espacios o lugares peligrosos, dobles vidas, sentimientos suicidas y suicidio.

Por ello es necesario un replanteamiento a nivel educacional e institucional de las aulas, para fomentar la tolerancia entre los más jóvenes y un conocimiento más preciso sobre la diversidad sexual.

Los niños y niñas homosexuales, transexuales e intersexuales son discriminados en los colegios por sus iguales, y esto es una realidad. Esta realidad viene dada por sus compañeros a través del Bullying, siendo el foco de burlas e insultos motivados por el desconocimiento de la temática, y por los estereotipos y mitos que envuelve la sexualidad. El bullying orientado a personas homosexuales se califica como bullying homofóbico, y el orientado a personas transexuales se denomina transfobia. Y se expresa tanto de forma física como verbal.

En el estudio realizado por la LGBT en el año 2009 se demostraba que el 56’8% de los jóvenes encuestados han sufrido algún tipo de violencia, tanto física como psicológica, o ambas, en los centros educativos por su condición sexual.

Así mismo, esta investigación aporta datos interesantes respecto al profesorado, indicando que el 67% de ellos desconoce la condición LGTB del alumnado. Igualmente, un porcentaje muy pequeño de estos alumnos (3%) cuenta con el profesorado a la hora de consultar dudas o recibir información sobre sexualidad y relaciones afectivas. Sería interesante, desarrollar una estrategia específica atenta a la diversidad afectivo-sexual dentro de los centros educativos, para atender a la realidad de las y los jóvenes y formar al profesorado con las herramientas necesarias.

El profesorado no debe quedar al margen en esta cuestión, debe intervenir e implicarse, incidiendo en la no aceptación de conductas de este tipo. Junto con estas acciones se debe explicar al alumnado el daño que pueden hacer ciertas palabras y actuaciones hacia los demás, fomentando la empatía entre ellos y la tolerancia a los demás. Se debe desmontar sus prejuicios y estereotipos, solventando sus dudas acerca de la sexualidad en general, e informando y explicando el tema de la diversidad sexual, llegando a una normalización de la identidad y la orientación sexual de cada persona.

El objetivo de la educación de la sociedad en la sexualidad es alcanzar una sociedad donde la orientación e identidad sexual no sean una cuestión que llame la atención sino que fuera algo normalizado.

educando en diversidad sexual

 *Intersexualidad: condición natural en la que una persona presenta una discrepancia entre su sexo cromosómico (XX/XY), sus genitales (vagina y pene) y sus gónadas (ovarios o testículos), presentando características propias de ambos sexos.

Noticias Relacionadas

Comments are closed

info@especialistasmagazine.com