El lenguaje que acerca

“Dentro del conjunto de los signos posibles, el lenguaje, a pesar de sus imperfecciones e imprecisiones, sigue siendo el medio más seguro de ir hacia el otro”.
Michel Onfray

Muy cierto, aunque el vocabulario es algo muy personal. Es una herramienta que alaga, hiere, calma, duele, relaja o dispara expectativas a quien lo recibe. Cada palabra está asociada a una sensación, emoción, recuerdo o experiencia y todo ello es muy distinto en cada persona. De ahí arrancan muchas veces los problemas de comunicación, los malos entendidos, las confusiones, las interpretaciones equivocadas….y con ellos, los problemas de relación con el otro.

La comunicación sigue siendo uno de los problemas más importantes, con los que nos enfrentamos los terapeutas, al trabajar con las parejas, a veces por su escasa presencia, pero con frecuencia por la ineficiencia de la misma. Uno no recibe lo que el otro quería expresar, responde en consecuencia y esa respuesta tampoco es entendida por el primero. Son los conocidos problemas de comunicación.

Ante ellos recomendamos múltiples ejercicios de autoreconocimiento, es decir, asumir e intentar mejorar en aquellos errores comunicativos en los que incurrimos con mayor frecuencia. Trabajamos también la expresión de sentimientos y emociones. Ayudamos a que las personas encuentren espacios donde comunicarse con tranquilidad, sin la compañía de televisores ni pitidos en el móvil. Aconsejamos ser sensibles a la hora de elegir el momento idóneo para comunicar cada cosa. Recomendamos comunicarse desde la honestidad y sinceridad, con valentía y coraje, especialmente cuando el contenido es difícil de transmitir.

No olvidemos que cada relación con el otro, en tanto que está mediatizada por la palabra, requiere un mínimo de destreza y talento. Por ello, y como en todo en la vida, hay quien nace con una gran disposición para ello, pero el resto, deberemos seguir aprendiendo.

Noticias Relacionadas

Comments are closed

info@especialistasmagazine.com