Beneficios de un abrazo

Seguramente no podríamos imaginarnos la cantidad de beneficios que puede aportarnos un buen abrazo. Hoy en día, con el ritmo estresante que llevamos, el trabajo, la casa, la familia,… siempre corriendo y con el piloto automatico puesto, no tenemos tiempo para parar y disfrutar. A veces basta con 30 segundos para poder abrazar a la otra persona y, sin decir palabra, transmitirle lo mucho que nos importa y cuánto le queremos.
Tal vez no tengamos una hora libre cada día… pero seguro que 30 segundos los podemos rescatar. Y a cambio, tendremos todos los beneficios de un abrazo.

Principales beneficios de los abrazos y por qué.

– Un abrazo genera confianza y mejora la comunicación. A veces con un abrazo dices más que con muchas palabras.

– Los abrazos pueden aumentar instantáneamente los niveles de oxitocina (La oxitocina es un neurotransmisor que actúa en el sistema límbico, el centro emocional del cerebro, promoviendo sentimientos de alegría, reduciendo la ansiedad y el estrés), otorgando una sensación de bienestar y contrarrestando los sentimientos de soledad, aislamiento e ira.

– Un abrazo prolongado (más de 15 segundos) eleva los niveles de serotonina, mejorando el estado de ánimo. Las energias positivas se multiplican y produce un efecto calmante y de serenidad.

– Ayuda a regular la respiración.

– Fortalece el sistema inmunológico. La suave presión sobre el esternón y la carga emocional que esto crea estimula la glándula del timo, que regula y equilibra la producción de glóbulos blancos en la sangre, ayudándote a mantenerte sano.

– Alimentan nuestra autoestima. Los abrazos nos hacen sentir amados y especiales. De hecho, muchos especialistas asocian la autoestima a las sensaciones táctiles y los mimos recibidos en nuestros primeros años de vida. El cariño que recibimos de nuestros padres mientras crecemos nos marcan, y conectan con nuestra capacidad de querernos y respetarnos a nosotros mismos.

– Los abrazos liberan la tensión en el cuerpo y ayudan a relajarnos. Pueden incluso calmar algunos dolores al estimular la circulación en los tejidos blandos.

Por todos estos beneficios, abrazar mejora nuestro sistema inmunológico, ayuda a reducir el estrés y la tristeza, nos regula emocionalmente y psicológicamente aportándonos bienestar y sobretodo, es una solución rápida, accesible y no tiene efectos secundarios desagradables.
Si tenemos en cuenta que son gratuitos, los convierte en la solución perfecta.

Así que, debemos abrazar más.
¿A qué esperáis para comprobar sus beneficios?

Ainoa Hilari

Psicóloga Colegia Nª16677

Más sobre Ainoa AQUÍ

Noticias Relacionadas

One Response

Leave a Reply
  1. FiBanx
    Sep 10, 2015 - 01:00 PM

    Excelente artículo, felicidades

info@especialistasmagazine.com