histericos

EL FANTASMA DE LA ENFERMEDAD MENTAL

El fantasma de la enfermedad mental hace que muchos teman a las personas que tengan este tipo de trastornos. Se estima que una de cada cuatro personas padece algún tipo de problema de salud mental. Si bien es cierto que unos problemas son más graves que otros, cuando nos enfrentamos con una enfermedad mental crónica, o como también se la conoce, enfermedad mental severa, es cuando mucha gente se pone a temblar porque, por desconocimiento, piensa que la persona que la padece puede ser peligrosa, puede perder los estribos, y llegar a hacer daño a alguien.

Es por ello que es importante saber de qué estamos hablando y conocer sus características, para entender que, una persona con enfermedad mental que está estabilizada y rehabilitada, no tiene porqué suponer un peligro para nuestra sociedad. La enfermedad mental crónica se caracteriza por las dificultades que tiene las personas de llevar una vida totalmente independiente en su casa, con los amigos, en el trabajo, etc., además debe tener un diagnóstico de enfermedad mental y el problema debe de ser de larga duración. La meta en estos casos, es lograr que la persona que sufre este trastorno, vuelva a reinsertarse en la sociedad y sea capaz de volver a llevar una vida, lo más normalizada posible.

De ahí la importancia del trabajo de los muchos profesionales que nos dedicamos a la salud mental y especialmente del apoyo de los familiares y amigos, así como de las asociaciones que luchan para que esta gente salga adelante. Ya que sin este trabajo que hay detrás de cada persona estabilizada y rehabilitada, muchos se quedarían aislados del mundo, internos en instituciones mentales.

Por suerte, en nuestra sociedad, cada vez hay más conciencia entre la población de que no hay que tener miedo al fantasma de la enfermedad mental y que las personas que tienen esta patología pueden convivir entre nosotros con total normalidad. Pueden quedar con los amigos, practicar sus hobbies, y en algunos casos incluso volver a trabajar. Es cierto que es un proceso duro y complicado, especialmente al principio y no solo para el paciente, sino también para su familia, ya que de repente se ven envueltos en la situación sin contar con herramientas con las que luchar y eso genera mucha impotencia.

Pero salir adelante es posible con una buena red de apoyo: profesionales + familia + amigos + sociedad, y de este modo vencer al fantasma de la enfermedad mental.

Noticias Relacionadas

Comments are closed

info@especialistasmagazine.com