Little child play with book and glasses

¡Socorro! Mi hijo es superdotado

Hijo superdotado como detectarlo, qué hacer…

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) un 2% de la población tiene una alta capacidad intelectual.

Aun así, en España al fallar los medios de detección tanto en la escuela como en el hogar nos encontramos con problemas psicológicos por parte de estos niños.

Un caso concreto: Raúl un niño que cuando tenía 5 años, ya su profesora estaba bajo sospecha de que fuera superdotado, con lo cual contactó con su madre para realizarle una prueba, pero su misma progenitora destaca “no haberle dado importancia, ya que lo comparaba con su hermano, tres años mayor”, descubriéndose efectivamente que su hermano también era superdotado.

Los padres no sólo se encuentran ante las dificultades de detectarlo, sino también ante problemas impuestos por la Administración para que los niños reciban educación especial, acarreando problemas psicológicos e incluso la pérdida de talento de los mismos. La dura realidad es que un millón de españoles despilfarran su talento, ya que en España hay muy pocos niños con altas capacidades detectados y que casualmente “fracasan en la escuela”.

A raíz de todos los problemas impuestos por la Junta, a la hora de reconocer que Raúl efectivamente era un niño superdotado, el pequeño empezó a sufrir problemas emocionales que le llevaron a tener pesadillas, ataques de asma, ronchones por todo el cuerpo y a decir comentarios pesimistas tales como “Mamá, odio mi vida y odio el colegio”. Tras acudir al psicólogo, que comprobó que era superdotado nuevamente y que padecía ansiedad.

Pero, ¿hay que llegar hasta éste punto? ¿Con cuántos niños más se habrán cometido estos errores?

Es normal que Raúl acabara con tales problemas, cuando pensaba que le estaban castigando por ser superdotado llegando a pensar “que ojalá no fuera superdotado”. Ante el desconocimiento muchos padres reaccionan con miedo ante el hecho de encontrarse con un hijo superdotado, incluso otros padres prohíben a sus hijos que se realicen con ellos, cuando la influencia que podría ejercer un niño de altas capacidades es excepcional.

Little child play with book and glasses

Para anticiparnos a este problema, debemos contar con un o una especialista que nos ayude a realizar las siguientes tareas:

  • Evaluación de la inteligencia con pruebas válidas y fiables, para demostrar que el niño posee las capacidades y talentos considerados propios de un superdotado.
  • Estimulación adecuada a su edad, ya que cuando un superdotado no es estimulado suelen aparecer problemas de conductas debido a la frustración.
  • Potenciar tanto sus habilidades sociales como su autoestima: es decir, trabajar con el niño a la hora de relacionarse con los demás y de percibirse a sí mismo con respecto a ellos.
  • Asesoramiento a familia tanto para que sepan cómo reaccionar ante el diagnóstico de un hijo de altas capacidades y con el fin de estimularle en casa a aprender y lograr que no se desmotive ante las dificultades que se puede encontrar tanto en la escuela como en su entorno en general.

Al encontrarse con un hijo o una hija con altas capacidades, no hay que  temer, ya que existen unas pautas para que aprenda y estimule sus capacidades, disfrutando a su vez de la infancia. Es posible que un niño o una niña sea brillante y feliz a la vez.

 

Noticias Relacionadas

Comments are closed

info@especialistasmagazine.com