meteocoaching

Ponte un paraguas emocional

Mar Asenjo Vilares, coach (http://www.marasenjo.com / @marasenjo1),

-Juana María Gutiérrez Caballero, profesora tutora de la UNED en el departamento de Psicología (http://juanamariagutierrez.blogspot.com.es / @JuanaMGutierrez)

-Dr. Alberto Blázquez Manzano, Doctor en Ciencias del Deporte (http://albertoblazquezmanzano.
blogspot.com.es / @Dr_Blazquez)

Definiendo qué es “meteocoaching” y “paraguas emocional”
“Meteocoaching se trata de un concepto sencillo que pone en valor la influencia de la meteorología en nuestras vidas tanto desde el punto de vista físico, psíquico y social. Esta toma de consciencia nos lleva al siguiente paso, aprovechar las ventajas de su influencia positiva y reducir su impacto negativo. Y para ello, se potencia mucho el juego de metáforas e imágenes asociadas a emociones positivas.
Nuestra vida está llena de relaciones. Tenemos neuronas que se conectan entre sí y nosotros mismos nos relaciones con nuestros iguales, además de con animales, plantas, etc. Un aprendizaje se hace significativo cuando logra encontrar la conexión con otros anteriores. Esta expresión de “hacer que salga todos los días el sol” es el vivo ejemplo de la estrecha relación que el ser humano tiene con su entorno y el vínculo positivo al que se asocia al sol.
El “paraguas emocional” se trata de un concepto metafórico que representa el blindaje de protección que nuestra mente ejerce sobre las emociones ante posibles agresiones. El impacto de la meteorología en nuestras vidas va más allá de la influencia fisiológica. Conlleva también una carga subjetiva fruto de las experiencias vividas y del grado de asociación con los acontecimientos meteorológicos. Utilizar un “paraguas emocional” es un acto que habitualmente hacemos cuando anticipamos una situación hostil, ya sea proveniente de fenómenos atmosféricos o de otra índole.

La meteorología influye en nuestra conducta
El quehacer diario está condicionado de una manera importante por la meteorología. Así, la exposición solar a través de la radiación ultravioleta se hace necesaria para sintetizar una de las formas de vitamina D relacionada con la absorción de calcio y determinadas funciones antienvejecimiento. Recordar que esta vitamina está muy presente en las grasas y la dieta actual suele reducir su ingesta. Pero además, también encontramos la influencia psicológica que puede tener sobre la actitud ante el tratamiento. Pero no solo la radiación solar nos afecta; también las horas de luz, la temperatura, la polución, la ionización, la humedad o la velocidad del viento son parámetros inestables que presentan una variación regular de los hechos y que da lugar a las estaciones del año. Y además estas variables están condicionadas por otras como: la latitud, altura del nivel del mar, orografía o proximidad al mar u océano.
Aunque parezcan sinónimos climatología y meteorología estudian el clima desde ámbitos diferentes. La climatología es la ciencia que estudia a largo plazo el clima y sus variaciones; mientras que la meteorología se ocupa más de los fenómenos a corto plazo y por tanto, con un efecto más inmediato en la vida de los seres vivos.
En términos fisiológicos la sensación de confort podría definirse como aquella en la que nuestro organismo requiere menos esfuerzo de regulación al entorno o donde se produce un menor intercambio de energía. Sería aquella temperatura cercana a 25ºC, con leve brisa y un sol brillante que perdure durante el mayor número de horas al día. En definitiva, aquellas condiciones que suponen el mínimo estrés en nuestro equilibrio.
La edad, la vestimenta, el somatotipo o el sexo, tienen mucha influencia; pero también el proceso cognitivo que integra elementos psicológicos, fisiológicos y sociales. Con la edad, los mecanismos de regulación para recuperar la homeostasis son menos eficientes y al mismo tiempo, la experiencia acumulada suele tamizar la gran cantidad de recuerdos quedando muy presente las experiencias negativas. Así un cambio de presión atmosférica puede asociarse a dolor articular y este hecho físico atraer al mismo tiempo pensamientos negativos. De ahí, que el “paraguas emocional” y un trabajo de desensibilización sistemática puede ayudar mucho en la edad avanzada.
Logrando que el viento sople a nuestro favor
Somos seres emocio-racionales, donde los imputs que recibimos del entorno nos influyen en la manera de pensar y sentir. La vista tiene un papel importante en términos de neuromarketing ya que los últimos avances nos sugieren que pensamos con imágenes. Una fotografía conecta de manera directa con el pensamiento pero también con las emociones que vienen asociadas. Generalmente una imagen de sol y playa en los que además aparezcan personas suele conectar con nuestro mundo interior. El significado de esta asociación dependerá de cada persona y sus experiencias pasadas.
Para lograr que salga el sol todos los días primero hay que proponérselo y segundo estar dispuestos a cambiar de gafas que permitan establecer una red de asociaciones positivas entre diferentes hechos, ya sean de tipo meteorológico como si no, pero que permitan detonar la emotividad desde que abrimos los ojos.

Noticias Relacionadas

Comments are closed

info@especialistasmagazine.com