mayte leal psicóloga

Mayte Leal Psicóloga

Mayte Leal Psicóloga de Vilanova i la Geltrú es especialista en sufrimiento emocional.  Nos dice que: 

“todos somos el resultado de lo que hemos aprendido a “hacer”a través de nuestra familia de origen, principalmente. Los niños aprenden de lo que ven, no de lo que les cuentan”

¿Por qué elegiste dedicarte a la psicología?
Porque dejé de soñar con tocar el violín y bailar claqué. Dos pasiones infantiles que no me permitieron cultivar. De modo que crecí pensando en cosas “más serias”, ¿y qué hay más serio que aprender a vivir razonablemente feliz?

¿Qué te ha aportado tu profesión?
Aprendizaje. Cada persona te enseña cómo ve el mundo a través de sus ojos y eso me permite bucear en la diversidad, mostrándome nuevas posibilidades que quizás no había contemplado, lo cual añade no sólo una experiencia muy útil a mi bagaje profesional sino que también me construye como persona. Y eso, para mí, es de un valor extraordinario.

 ¿Qué es lo que más te gusta de ella?
Las personas. Qué distintas y qué iguales somos…

 ¿Qué casos recuerdas especialmente?
Quizás me llama la atención la cantidad de personas que acuden a consulta por ansiedad pero que en el proceso de terapia acaban descubriendo que esto es sólo la expresión de una insatisfacción en las relaciones que mantienen (sean con la pareja, o con los padres o con compañeros o amigos). Y es que todos somos el resultado de lo que hemos aprendido a “hacer”a través de nuestra familia de origen, principalmente. Los niños aprenden de lo que ven, no de lo que les cuentan…Cambiar determinadas pautas relacionales adquiridas desde siempre o desde hace mucho, será la piedra angular de la terapia.

¿Por qué recomendarías a la gente visitar a un psicólogo?
Sólo se lo recomendaría a aquellas personas que aun sabiendo que será seguramente un proceso duro y dificil, consideren que vale la pena el esfuerzo, por el cambio que vivirán en su forma de ver el mundo (y a sí mismos, como parte de ese mundo)

 ¿Cuál es tu especialidad?
El sufrimiento emocional.

¿Qué le recomendarías a la gente para ser feliz?
El mejor medicamento para una buena vida es tomar decisiones. Evitarlas por miedo es una trampa. “Quién teme sufrir ya sufre el temor” lo cual es una paradoja absurda, que te tiene prisionero. Atreverse a tomar decisiones y a asumir el coste de éstas (o sea, aceptar el miedo, el dolor, la pena, la culpa…) será el precio para vivir la propia vida sintiéndose libre y con derecho. Pero aprender a funcionar así requiere valor y esfuerzo. Quien no esté dispuesto, que siga siendo un espectador pasivo de su propia vida. Cada cual decide cómo quiere vivirla.

 ¿Si no te hubieses dedicado a la psicología a qué te hubieses dedicado?
A cualquier cosa que me ilusionara.

¿Cuándo recomiendas que se te visite?
Cuando se esté encallado en algo que haga la vida difícil o poco amable, invitando al sufrimiento a estar muy presente, y se tengan ganas de salir de ahí. Premisa innegociable: voluntad de cambio.

 ¿Algo de la conducta humana que te fascine?
La capacidad que tenemos las personas de amargarnos la vida alegremente. De locos.

 La vida es cada vez más complicada, y la Psicología es una profesión que está cada vez más presente, ¿están ambas cosas relacionadas.?
Bueno, donde hay frustración hay sensación de fracaso, y eso produce emociones desagradables que seguramente irán acompañadas de pensamientos derrotistas, culpabilizadores o acusatorios, que aumentarán la ansiedad, y que llevarán a hacer o dejar de hacer algunas cosas que quizás no ayuden a mejorar la situación…Es fácil entrar en una espiral descendente de la que no se sepa salir, y la psicoterapia está para ayudar en esos casos.

 ¿Cómo percibe el ciudadano al profesional de la psicología, se puede hablar ya de la necesidad de un psicólogo de cabecera .?
Espero que tarde mucho en llegar esa necesidad porque querría decir que las personas cada vez nos sentimos más atrapadas y con menos recursos personales para salir del atolladero. Y eso, francamente, como persona y ciudadana me inquietaría mucho.

 Hoy día parece que muchas otras profesiones quieren también abarcar el campo de las emociones, ¿la psicología es para los psicólogos o bien otras profesiones también pueden flirtear con la psicología ?
¿Contratarías a un carnicero para construir una casa? ¿Ni siquiera si hubiera recibido formación de un fin de semana para tal particular?
Muchos se atreven a abrir puertas, el problema es que no saben que puede esconderse tras ellas…Los psicólogos decimos “No abras puertas que no sepas cerrar”.

Noticias Relacionadas

Comments are closed

info@especialistasmagazine.com