PNL Eduardo Díez

LA PNL ¿QUÉ ES?¿CÓMO TE PUEDE AYUDAR?

Estamos a primeros de enero, y mientras estoy delante del ordenador para explicarte qué es la PNL y cómo te puede ayudar, me viene a la mente la que monté en la cena de Nochebuena con mi familia, cuando se me ocurrió hacer un regalo especial a cada una de las 10 personas que nos íbamos a reunir para cenar.
Compré 10 discos de acero inoxidable del tamaño de una medalla olímpica y los hice grabar a láser. En una de sus caras puse un signo de admiración (¡) y una palabra que indicaba una cualidad que admiraba de la persona, por ejemplo “alegría”, y en la otra cara puse un asterisco (*) con una palabra que expresaba algo positivo que me había aportado, por ejemplo “apoyo”. Por cierto, también grabé una medalla para mí.
Quince minutos antes de la medianoche me levanté, y mientras sonaba de fondo la potente voz de Pavarotti cantando el “Nessun dorma”, un aria de ópera que me llega al alma, entregué a cada persona su medalla dentro de una bolsita con su nombre, que también contenía una tarjeta, en la que explicaba el sentido que cada palabra de cada medalla tenía para mí.
Cuando abrieron la bolsita, vieron la medalla y leyeron la tarjeta, sucedió de todo: emociones, brillo en algunos ojos, llanto, risas nerviosas y divertidas, y una energía preciosa y conmovedora que duró toda la noche de Navidad.
Ayer, mi hermana María me dijo que le había pasado una cosa curiosa. Había extraviado su medalla y estaba muy triste, porque cuando estaba baja de moral cogía la medalla en sus manos y su estado de ánimo se remontaba como por arte de magia. Y como no la pudo encontrar, descubrió que le bastaba con imaginar que tenía la medalla entre sus manos, para sentir ese mismo estado positivo tan especial de la noche de Navidad.
Así ayudó la PNL a nuestra familia el día de Navidad.

Esta mañana he atendido a Pedro, un comercial autónomo que ha entrado en la consulta como una moto: “Estoy fatal, me duele el estómago un montón, y también estoy muy cabreado porque en mi trabajo siempre hay merdés”; “Así que estás cabreado y te duele el estómago por los merdés de tu trabajo”; “Sí, eso es”; “Y siempre hay merdés?; “Bueno hay muchos merdés por culpa de la competitividad”; “¿Y qué merdés específicamente”; “Pues que después de trabajarte a un cliente, viene un competidor y te lo roba a traición, esos son los peores”; “Vaya, ¿y qué otros merdés menos malos hay?”; “Pues que los proveedores de publicidad me dicen que van a poner un anuncio de mis productos y luego se olvidan”; “Ya, ¿y qué más merdés?”; “Pues los impagados de siempre”; “¿Y siempre has tenido impagados?”; “No, hasta mayo del 2008 no tenía impagados”; “Y cuántos merdés tienes de cada tipo?”; “Pues más o menos… el 5% de los clientes me los roban a traición, el 10% de los proveedores se olvidan de sus compromisos, y tengo un 7% de impagados en estos momentos”; “¿Y cómo te sientes ahora con esta información?”; “Bueno, ya no me duele el estómago, y creo que he exagerado, en realidad… algunas veces tengo problemas en mi trabajo; voy a seguir más a los proveedores para que no se olviden de sus compromisos”.
Y a partir de aquí hemos podido continuar con el trabajo en el que estamos: ayudarle a consolidar el cambio logrado en el proceso de coaching con PNL que hemos realizado. Pedro es un padre separado que solo ve a su hija de 6 años 4 días al mes, y que decía: “No puedo hacer nada”, “No puedo ser padre solo 4 dias al mes”, “Perderé el cariño de mi hija”. Gracias a la PNL, ha cambiado sus creencias, y puede compaginar el cuidado de su hija con su profesión, y sentir que es un buen padre, porque como dice ahora: “Mi hija me quiere y me necesita”; “Aunque vea a mi hija 4 días al mes, soy su padre 31 días al mes”; “Puedo aprender de lo que no sé, puedo aprender de lo que me sale mal, y puedo luchar por mis objetivos para conseguir lo que quiero”.
Así ha ayudado la PNL a Pedro, este padre y comercial.

comercial y cielo azul

Cuando se ha marchado Pedro, he leído una carta que tenía pendiente de abrir: “Hola Eduardo, te quiero dar las gracias porque una vez nos dijiste que no nos arrepentiríamos del tiempo la energía y el dinero empleados en hacer el curso de Practitioner en PNL y es verdad. El otro día mi hija Rosa, que tiene 18 años, tenía un problema muy grave porque no hacía más que llorar, y cuando me acerqué a ella para ayudarla… me surgieron tantas cosas de tus cursos… la primera, el silencio, es decir, frenar mi lengua para evitar dar consejos: callar, escuchar y preguntar, para concretar cómo ella lo veía y se sentía… la segunda, vivir la situación en “tercera posición”, como si estuviera observándo a mi hija y a mí, a la distancia suficiente para no implicarme emocionalmente… y finalmente, la empatía. Cuando acabó de explicarme lo que le pasaba, me alegré, porque había evitado pegarle una bronca, cosa que seguro que hubiera hecho de no haber sabido nada de PNL. Y a continuación la ayudé a suavizar algunas creencias que tenía con lo que he aprendido en el Máster de PNL, y también la ayudé a integrar dos partes de ella que tenía en conflicto, con la técnica de la integración de polaridades del Practitioner. Lo que una madre pagaría por que su hija le explicara según qué cosas y encima poder ayudarla no tiene precio, por eso ha valido la pena el tiempo la energía y el dinero del curso. Tenías razón. Un abrazo muy fuerte. Dolors.”
Así ha ayudado la PNL a Dolors, la madre de Rosa.

Pues bien, no sé si te sorprenderá saber, que nada de lo que he escrito hasta aquí es mío: todo lo que he escrito hasta aquí, es experiencia, palabra y obra, de algunos de mis alumnos de los cursos de PNL. Así ellos han ayudado a otras personas con la PNL. Gracias Monique porque tus medallas de navidad son una emocionante aplicación de la técnica de PNL de los anclajes. Gracias Jesús porque tus preguntas a Pedro son un excelente ejemplo de cómo utilizar el metamodelo del lenguaje para resolver una situación estresante. Gracias Pilar, porque tu trabajo con las creencias de ese padre separado, así como el resto del proceso de coaching con PNL en el que le acompañaste, constituye un modelo inspirador de cómo realizar exitosamente un proceso de coaching con PNL. Gracias Dolors, porque me siento feliz de que, gracias a la PNL, vivas la satisfacción de saber cómo escuchar y ayudar a tu hija. Gracias a todos los alumnos que no aparecéis aquí pero que estáis en mi corazón, y gracias a los creadores de la PNL Grinder y Bandler, por habernos ayudado a los seres humanos a tener más poder personal y a ser más felices, mientras contribuimos a crear a nuestro alrededor, un mundo en el que los que nos acompañan también se sientan bien.
Parafraseando a mi socia en DreamTeam y amiga del alma Pilar Morales(1)  “Primero viene la vida y luego la bibliografía”. Así que ahora que ya hemos saboreado una degustación de lo que la PNL puede aportar a nuestra vida, vamos con un poco de teoría.

¿Qué es la PNL?(2)  Es un conjunto de herramientas psicológicas y de técnicas de comunicación que sirven para mejorar nuestras relaciones personales, desarrollar nuestra inteligencia emocional, conseguir cambios positivos en nuestra vida personal y profesional, y así aumentar nuestra autoestima.
¿Para qué más sirve la PNL? Para conseguir más fácilmente nuestros objetivos, para manejar mejor nuestras emociones, y para mejorar nuestras relaciones con los demás disfrutando de de una vida más satisfactoria. Los métodos y las técnicas de la PNL se pueden aplicar a todos los ámbitos de la actividad humana: educación, negocios, venta, liderazgo, salud, deporte…

¿Cómo puedo aprender PNL? Realizando un curso de Practitioner en PNL, y luego si quiero aprender más, puedo hacer el curso de Máster en PNL.
¿Qué diferencias existen entre el Practitioner y el Máster? El Practitioner es el primer nivel de aprendizaje y trata de los aspectos del ser humano más observables (lenguaje, conductas, estrategias…), mientras que el Máster es el segundo nivel y trata de aspectos de la persona más sutiles, menos evidentes (creencias, valores, identidad…)

¿Qué aprenderé en el Practitioner de PNL? Como explico en otro lugar, aprenderé al igual que nuestro padre separado, a vivir con buenas creencias que me permitirán resolver más y mejor los problemas de mi vida; aprenderé como Dolors, a hacer empatía con las personas que yo desee; aprenderé como Jesús hizo con su amigo Pedro, a usar el lenguaje para formular buenas preguntas, a fin de entender correctamente lo que me dice mi interlocutor y ayudarle, si lo desea, a cambiar sus percepciones de la vida por otras más útiles; aprenderé a definir mis objetivos (4) para que sea más fácil conseguirlos y para que cuando los consiga, no me pase como al rey Midas aquello de “ten cuidado con lo que pides porque lo puedes conseguir”. Y al finalizar el Practitioner dispondré de una poderosa colección de técnicas, como los anclajes de Monique, o la integración de polaridades de Dolors, útiles para cambiar situaciones negativas de mi vida y hacerla más satisfactoria.

Y la PNL continúa evolucionando fiel a su espíritu (5): el espíritu del modelado, esto es, elegir personas que sean buenos modelos de funcionamiento humano, para averiguar “cómo” lo hacen y poder hacerlo igual de bien. Lo que otro ser humano puede hacer, yo también puedo hacerlo, porque ambos tenemos el mismo sistema nervioso, y porque lo que importa no es tener un ordenador de un millón de dólares, sino sacarle el máximo partido al ordenador… y al corazón que tengo. Puedo! Puedes! Podemos!

NOTAS
(1) Ver: P.Morales & E.Díez, PNL Mapas que conducen a los sueños, Punto Didot, 2011, pág. 137.
(2) Ver “El secreto del nacimiento y de la esencia de la PNL: el modelado”. P.Morales & E.Díez, PNL Mapas que conducen a los sueños, Punto Didot, 2011, pág. 219.
(3) Ver: P.Morales & E.Díez, PNL Mapas que conducen a los sueños, Punto Didot, 2011, págs. 93 (“Galopando”) y 113 (“El árbol de la PNL).
(4) Ver: P.Morales & E.Díez, PNL Mapas que conducen a los sueños, Punto Didot, 2011, pág. 103.
(5) Ver el capítulo de Pilar Morales en este mismo libro: “Biodanza y Código Nuevo de PNL

                                                                                     Eduardo Díez Calzada

eduardo diez calzada 2

Noticias Relacionadas

Comments are closed

info@especialistasmagazine.com