ansiedad carectisticas y tratamiento

LA ANSIEDAD, CARACTERISTICAS, SÍNTOMAS Y TRATAMIENTO

LA ANSIEDAD, CARACTERISTICAS, SÍNTOMAS Y TRATAMIENTO.

La ansiedad es algo que aparece en el sujeto al interactuar con su propio medio. Tenemos multitud de recursos y hemos desarrollado sistemas que nos permiten defendernos y protegernos de la temida ansiedad, aunque en muchos casos estos recursos no funcionan y puede aparecer sintomatología ansiosa.

La ansiedad nos permite discernir si la situación en la que estamos viviendo puede ser peligrosa, puede llegar a movilizarnos ante cualquier posición, emplazamiento o incluso orientación que se interprete como situación de riesgo.

La ansiedad es la anticipación aprensiva de un daño o desgracia futura, que en muchas ocasiones puede ir acompañada de un sentimiento de disforia o de síntomas corporales, orgánicos o físicos de tensión. La persona puede interpretar que el objetivo del daño anticipatorio puede ser interno o externo.

CARACTERÍSTICAS DE LA ANSIEDAD.
Son varias y múltiples, pero una de las principales es la aparición de una preocupación excesiva, el paciente puede llegar a ejecutar anticipaciones de una forma aprensiva en relación a un encadenamiento de sucesos.

La duración, frecuencia y preocupación desproporcionada está totalmente vinculada a la interpretación que el sujeto realice del acontecimiento anticipatorio. En la mayoría de los casos no controla la preocupación, con lo cual esto lleva unido el sostenimiento de los pensamientos vinculados a esa situación preocupante.

El tipo de preocupaciones interfiere considerablemente en la vida social de la persona, suelen ser angustiosas y tienen una duración mayor, dependiendo de la variabilidad de la situación que genera la preocupación al sujeto.

PREVALENCIA DE LA ANSIEDAD.
Es mayor en mujeres que en varones, siendo de un 55-60%, aunque la sintomatología en ambos sexos suele ser similar. La edad de aparición suele estar en un rango de edad medio, entre los 35 y los 45 años, disminuyendo considerablemente en edades más avanzadas.

Es importante tener en cuenta que hay aspectos culturales que pueden influenciar en la valoración que realiza el individuo en relación a la preocupación, dependiendo del contexto social y cultural en el que nos estemos moviendo.

La preocupación excesiva perjudica a la capacidad del sujeto para realizar las cosas cotidianas de forma eficaz, sobre todo en el trabajo y a nivel social.

SÍNTOMAS DE LA ANSIEDAD.
Son variados y depende de la persona, pero pueden aparecer:
1. Ansiedad y preocupación excesivas y que se tienen que generar durante al menos seis meses para poder hablar de un Trastorno de Ansiedad Generalizado (TAG).
2. Al sujeto le es difícil controlar la preocupación existente.
3. Puede aparecer inquietud o sensación de estar atrapado o con los nervios de punta.
4. Facilidad para fatigarse o dificultad para concentrarse.
5. Irritabilidad y tensión muscular.
6. Alteraciones de sueño, que pueden ser para conciliarlo o mantenerlo.
7. Los síntomas causan malestar importante en el ámbito social, laboral u otras áreas importantes de la persona.

FACTORES DE RIESGO.
Existen una serie de factores de riesgo:
• Temperamentales: en los que la inhibición de la conducta, la afectividad negativa y la evitación del daño están asociados a la ansiedad.
• Ambientales: no se han identificado factores ambientales más concretos o necesarios para el diagnóstico del trastorno de ansiedad.
• Genéticos y fisiológicos: un tercio del riesgo de padecer ansiedad es genético.

TRATAMIENTO PARA LA ANSIEDAD.
El más utilizado a día de hoy es la Terapia Cognitiva-Conductual (TCC). En este tipo de terapia se tienen muy en cuenta los pensamientos que presenta el paciente y cómo los siente y actúa.
• Es fundamental que se genere una alianza terapéutica con el Psicólogo.
• Importante expresar sentimientos, pensamientos y experiencias .
• Se utilizan en muchos casos técnicas de distracción o focalización atencional.
• Visualizaciones con el paciente para que imagine una escena que le produzca relajación.
• Entrenamiento asertivo en situaciones interpersonales para evaluar el grado de dificultad que le supone.
Son muchos los casos en los que se realiza un tratamiento conjunto psicofarmacológico. Recurriendo a la psicoterapia y generalmente a fármacos ansiolíticos (benzodiazepinas) o antidepresivos tricíclicos. Es importante tener en cuenta que antes de hacer uso de los mismos deben estar prescritos por el médico de cabecera o psiquiatra.

Por lo tanto el tratamiento psicoterapéutico de la ansiedad fortalece el yo y aumenta los mecanismos de defensa del paciente para conseguir una mejora en sus relaciones interpersonales.

Por último, en caso de que aparezca alguno de los síntomas anteriormente referidos, o sienta que necesita ayuda, no olvide acudir a un Psicólogo especializado en ansiedad para solicitar asistencia.

BIBLIOGRAFIA

Clark, D.A. (2013). Terapia cognitiva para trastornos de ansiedad. Desclée de Brouwer. Madrid.
Cibersam. (2015). DSM-5. Editorial medica panamericana. Madrid.

vicente alcantara logo

Noticias Relacionadas

2 Responses

Leave a Reply

info@especialistasmagazine.com