Juego Tenemas

Juegos estimulantes para niños de 0 a 4 años

Os proponemos una serie de Juegos estimulantes para niños de 0 a 4 años, actividades para estimular las múltiples inteligencias de los niños y niñas de 0 a 4 años, haciendo hincapié en que lo fundamental es buscar el momento y la disponibilidad adecuada para realizarlos, de tal manera que resulten del agrado tanto del niño/a como del adulto que esté con él/ella. No es necesario realizarlos todos, sólo tomar ideas para favorecer el vínculo afectivo con los pequeños.
DE 0 A 6 MESES:

– Situarse delante del niño y hablarle, sonreírle o cantarle
– Uso de figuras y objetos: muñequitos, pañuelos, pelotas, etc.
– Durante los dos primeros meses de vida, el bebé responde especialmente a los objetos que tienen fuerte contraste de blanco y negro, y sobre los cuatro meses, presta atención al color, forma y localización espacial
– Enroscar pañuelos de colores diversos en los barrotes de la cuna
– Ponerle un calcetín de colores en su pie o en su mano y moverlo para que aprenda a fijarse en el color
– Enseñar objetos en movimiento, primero lentamente y en torno a los tres meses, más rápido. De izquierda a derecha, delante-detrás, arriba-abajo, acercándose-alejándose. Podemos guiar su cara hacia el objeto en movimiento, y reforzar con palabras y caricias
– Uso de cascabeles, juguetes musicales, sonajeros, música clásica, campanillas, etc.
– Hablar en ocasiones muy lentamente y otras más rápido
– Cuando el niño comience a emitir sonidos, es importante que le respondamos con los mismos sonidos y otros distintos
– Proporcionarle, sobre los tres meses de edad, objetos móviles sobre la cuna que pueda tocar, preferentemente con música
– Caricias y masajes
– Colocar objetos de tamaños diversos y texturas distintas al alcance del niño, llevándole la mano del bebé a dichos estímulos
– Ponerle delante un espejo, a partir de los dos o tres meses
– Irnos a otra habitación y llamarle, acercarnos a la cuna y llamarle, volver a alejarnos, y así sucesivamente, a partir de los tres meses de edad.
DE LOS 7 A LOS 12 MESES

– Seguir con objetos de colores vivos, sonoros y móviles
– Ponerles delante de la televisión, con dibujos infantiles (son imágenes de alto contraste)
– Revistas, cuentos, libros con animales, objetos y personas
– Buscar objetos caídos, generalmente grandes y/o sonoros, podemos guiar la cabeza del bebe hacia el objeto si es necesario. Poco a poco los objetos pueden ser más pequeños, menos sonoros, etc.
– Jugar a “esconder y encontrar” objetos, al principio esconderlos parcialmente, asegurándonos que el niño ve la trayectoria que sigue el objeto, y mas adelante se esconde sin que él lo vea
– Darle un objeto para que lo tome con una mano, luego otro para que lo tome con la otra y finalmente un tercero, a ver qué hace
– Utilizar objetos caseros como secador, batidora, aspiradora, y hacerlos funcionar delante del niño
– Enseñarle a tocar el timbre
– Pintar los dedos de color (pintura no tóxica), y dejarle que pose las manos sobre un papel
– Darle un papel para que lo arrugue, estruje o lo rompa
– Si queremos que preste atención a un sonido lo nombraremos y señalaremos el origen del mismo
– Cuando salga de paseo enseñarle el nombre de las cosas que vais viendo
– Jugar a imitar gestos y sonidos, ruidos con la boca, manos (cinco lobitos o palmitas). También mostrarle como hace el perro, el tambor, como sopla el viento…
– Hablar y gesticular delante del espejo
– Actividades de coordinación oculomanual (ojo-mano): lanzar pañuelo al aire y que el bebé lo atrape, , sacar y meter objetos en un recipiente, poner juguetes a cierta distancia para que vaya a buscarlos, juegos de cubos, juegos de encaje,
– Escuchar y hacer música con objetos cotidianos.
1-2 AÑOS:

– Seguir con juegos de esconder objetos, de imitación, canciones, juegos de meter y sacar, etc.
– Objetos para identificar los colores: tacos de madera, lápices, etc, agrupándolos por un mismo color y comentándoselo al niño
– Darle distintos sabores y texturas: pan duro y pan blando, primero agua y luego zumo, etc.
– Nombrar sus juguetes y pedirle que nos lo de o que los señale, así como los objetos de las distintas habitaciones.
– Jugar a terminar palabras sencillas. Ejemplo: “Mira esto es una pelota, ¿Cómo se llama? “pelo…”
– Con una imagen de un libro o cuento, le llamamos la atención sobre algunos elementos, primero objetos muy visibles y luego algunos más escondidos o pequeños
– Actividades de ensartar y encajar
– Jugar a los bolos de plástico o goma
– Puzzles.
2-3 AÑOS

– Enseñarle, por ejemplo, un circulo y que nos señale uno igual (con diversas figuras geométricas)
– Barajas de cartas de parejas
– Jugar a adivinar sonidos
– Le enseñamos varios objetos, le decimos que los toque, lo metemos en una caja, y le decimos que meta la mano y nos de u no de ellos, por ejemplo, la pelota
– Utilizar láminas, revistas, recortes para que el niño identifique dibujos. Podemos aprovechar para introducir conceptos como delante y detrás, grande y pequeño, dentro y fuera, pocos y muchos, etc.
– Leerle cuentos con imágenes atractivas
– Memorizar canciones infantiles y poesías cortas
– Jugar con plastilina, ceras, lápices de colores, etc.
3-4 AÑOS

– Localizar figuras iguales a una dada: localizar dibujos repetidos
– Completar series de formas y colores básicos
– Localizar y contar el número de animales, flores, etc que haya en una lámina
– Reconocer diferencias en dos dibujos similares
– Reconocer errores en dibujos sencillos
– Reconocer dibujos superpuestos o dibujos incompletos
– Con los ojos cerrados, pedirle al niño que identifique distintos sonidos
– Cometer equivocaciones “tontas” a propósito. Ejemplo: los aviones vuelan bajo el agua, o ¿Es esta mi nariz (tocando la rodilla)?
– Dominós
– Contar cuento o ver película y que conteste a ciertas preguntas sobre ella o que nos cuente que es lo que ha visto u oído
– Presentar al niño una foto con un paisaje, que la observe durante un tiempo y que con los ojos cerrados nos diga lo que ha visto. También con objetos de habitaciones.
– Que nos cuente actividades hechas el día anterior, o hace algún tiempo.
– Rompecabezas y puzzles, a ser posible, hechos por ellos mismos.

“Cualquier cosa puede ser un juego, pero la misma cosa puede ser una tortura. Depende de otras muchas condiciones”. Miguel Castro

Noticias Relacionadas

Comments are closed

info@especialistasmagazine.com