joan marc clemente psicologo

Joan Marc Clemente Psicólogo

Joan Marc Clemente Psicólogo Clínico, y experto en psicología Coach. Ofrece tratamiento en manifestaciones de sufrimiento psíquico, terapia de pareja y aumento del bienestar en el desempeño de la vida personal y profesional

¿Por qué elegiste dedicarte a la psicología?
En la base está la voluntad de ayuda a los demás, creo que ese es el elemento clave de mi decisión. Escogí esta carrera como primera opción porque creo realmente que los psicólogos tenemos nuestro sitio en la sociedad, que somos una profesión útil y que podemos aportar nuestro granito de arena para crear un mundo mejor.

 ¿Qué casos recuerdas especialmente?
En Psicología no hay dos casos iguales. Cada persona que consulta es diferente y de todos ellos se aprende. A partir de ahí es responsabilidad de cada psicólogo integrar estos aprendizajes para aumentar el repertorio de ayuda y tener la pericia para usar lo que funciona en el momento oportuno.

¿Algún o algunos pacientes a los que hayas ayudado de los que te sientas más orgulloso?
Me siento siempre orgulloso de mis clientes. Empezar un tratamiento no es fácil, requiere valentía, sinceridad, compromiso. Por eso cuando veo cómo son capaces de lograr cambios en los que muchas veces ni siquiera confiaban y de recibir los resultados positivos que estas nuevas estrategias provocan en sus vidas me alegro profundamente.

¿En qué crees que debería mejorar la profesión?
Sinceramente creo que la profesión funciona. Cada día que pasa estoy más convencido de la potencia, la eficacia y la ecología de las herramientas psicológicas.

¿Por qué recomendarías a la gente visitar a un psicólogo?
Porque es una buena inversión. Al invertir en uno mismo mejoras la materia prima de tu vida. Esto hace que las áreas que componen tu vida también mejoren y eso se traduce en sentimientos de crecimiento y felicidad.

 ¿Cuál es tu especialidad?
Soy Psicólogo clínico y Psicólogo Coach.

¿Qué características tiene y a quien trata?
La psicología clínica y la psicoterapia tratan a las personas con manifestaciones de sufrimiento psíquico. Ansiedad, depresión, trastornos adaptativos, dificultades de pareja, trastornos obsesivos compulsivos, trastornos de personalidad.
La práctica de la Psicología coaching es un proceso para aumentar el bienestar y el desempeño de la vida personal y profesional, basado en teorías psicológicas en personas que no manifiestan psicopatología.

¿Qué le recomendarías a la gente para ser feliz?
Hay dos palabras fundamentales que ayudan a las personas a emprender el camino. Son CONCIENCIA y RESPONSABILIDAD. Es lo que trabajamos en las sesiones.

¿Qué deberíamos tener en cuenta para elegir a un buen Psicólogo?
Que tenga la titulación y la formación adecuada. Que esté acreditado para el ejercicio profesional. Que tenga la experiencia necesaria para abordar los casos con seguridad. Que en las primeras sesiones sea claro en cuanto al formato del tratamiento. Que base sus tratamientos en la eficacia y finalmente que ayude a resolver lo que le preocupa al cliente.

¿Dónde te ves de aquí a 5 años?
Me veo ayudando a las personas a conseguir su mejor versión, usando técnicas psicológicas. Eso si, con más canas.

¿Te ha costado alcanzar el reconocimiento profesional?
La verdad es que el reconocimiento profesional no me ha preocupado. Cuando tengo delante a un cliente me centro en esa persona e intento poner en juego todo lo que he aprendido para darle las herramientas necesarias.

 ¿Cuándo recomiendas que se te visite?
Cuando con los propios medios la persona no logra conseguir los resultados que quiere obtener o no logra reducir el malestar emocional de manera significativa. Ese es el momento ideal para consultar. Ni antes ni después.

La vida es cada vez más complicada, y la Psicología es una profesión que está cada vez más presente, ¿están ambas cosas relacionadas.?
Desde luego. Cuando aumentan las exigencias externas obligamos a un esfuerzo adaptativo a las personas. No todo el mundo puede poner en juego todos sus recursos en ese momento y esto ocasiona una manifestación de sufrimiento personal, emocional y relacional.

¿Cómo percibe el ciudadano al profesional de la psicología, se puede hablar ya de la necesidad de un psicólogo de cabecera .?

Estoy convencido de la necesidad. Creo que abarataría costos en medicación y en cronicidad. De todos modos eso exigiría políticas decididas en este sentido que históricamente no se han dado. Creo que aún estamos anclados e el modelo médico que siendo muy eficiente para los trastornos orgánicos deja de lado los elementos emocionales y relacionales. Esta situación minimiza la asistencia psicológica en la salud pública y obliga a que quién necesita los servicios de un profesional tenga que acudir a la consulta privada, con el coste económico que ello conlleva. En estos momentos difíciles, este suele ser el principal escollo para el inicio y el seguimiento de los tratamientos psicológicos. Como resultado de todo ello las herramientas psicológicas quedan infrautilizadas, reservadas a una minoría.

 ¿En qué ámbitos se solicita más al psicólogo y en que campos obtiene más éxito?
Generalmente las personas intentan ir tirando con sus propios recursos. Esta situación hace que se espere demasiado para acudir al psicólogo. La mayoría de los clientes llegan a consulta cuando no pueden más, con muchos síntomas y con patrones de pensamiento y conducta rigidificados. Los seres humanos somos animales de costumbres. Cuanto más arraigada está la costumbre más cuesta de cambiar. Aún así se cambia y se mejora, no tengo la menor duda. Los estudios de la eficacia de los tratamientos psicológicos nos muestran que son eficaces, generalmente cortos y ecológicos.

Hoy día parece que muchas otras profesiones quieren también abarcar el campo de las emociones, ¿la psicología es para los psicólogos o bien otras profesiones también pueden flirtear con la psicología ?
La persona es libre de tratarse como le parezca. De todos modos es importante que la persona esté bien informada y que se respeten los códigos deontológicos que tiene cada Colegio Oficial.
Si cada profesión hace bien su trabajo, informa verazmente, estipula el tipo de tratamiento, los honorarios, la duración aproximada y lo que se hará en las sesiones, queda en manos del cliente escoger lo que cree que le va a ayudar más.

¿Basta acabar la carrera y obtener el título o luego hay que especializarse según lo que se quiera hacer?
No basta. La carrera crea un psicólogo generalista que se tiene que especializar. La especialización requiere formación teórica y práctica. A más es recomendable la práctica supervisada y en muchos casos el propio trabajo personal. A más, esta formación tiene que ser avalada por los organismos competentes, (Ministerio, Generalitat, Colegios Oficiales) y se tiene que mantener viva con constante formación. Yo digo que la nuestra es una profesión de maratón. El largo plazo es el que da la excelencia.

Noticias Relacionadas

Comments are closed

info@especialistasmagazine.com