GEMMA REVERTE PSICOLOGA

Gemma Reverté Psicóloga

Gemma Reverté Psicóloga nacida en Sant Carles de la Ràpita, y actualmente viviendo en Barcelona, atiende vía online a pacientes de toda España. Estés donde estés, si quieres ayuda de esta excelente psicóloga, de trato cálido y profesional, te puede ayudar.

¿Por qué elegiste dedicarte a la psicología?
En la adolescencia, surgió en mí la curiosidad de comprender la complejidad de la psique, de la conducta y de las relaciones interpersonales. Debía conocer la mente para intentar incidir en ella de forma positiva. La comprensión y el compromiso con el ser humano traen consigo una satisfacción subliminal pero también los problemas mismos de éstos, los que no deberían obstaculizarnos para conseguir nuestros objetivos.

¿Qué te ha aportado tu profesión?
Aprendizaje y nuevas inquietudes en cuanto al crecimiento personal y la inteligencia emocional, lo que me ha acercado más a la autoconciencia y por consiguiente, al equilibrio liberador. Conocimientos y frutos que destino y ofrezco a mis pacientes para su mejora y bienestar emocional.

¿Qué es lo que más te gusta de ella?
Observar cómo despierta el interés de ser uno mismo de la mejor manera posible, tanto individualmente como en grupo. Con una atención especial, destaco la MIRADA HUMILDE hacia la humanidad que lleva sujeta la teoría psicológica, y cómo la transporta a la práctica a la mirada del paciente.

¿Algún o algunos pacientes a los que hayas ayudado de los que te sientas más orgullosa?
Me esfuerzo en no poner expectativas en cada uno de ellos. No hay uno más que otro, valoro a todos los pacientes de la misma manera, ya que cada uno es único según sus vivencias y valores.

¿En qué crees que debería mejorar la profesión?
Desde mi parecer, en esforzarse más en integrarla como parte significativa de la educación primaria, para prevenir enfermedades mentales y en efecto, potenciar la mente sana desde el nacimiento. Técnicamente, añadiría técnicas bien fundamentadas basadas en el humor y la educación emocional. El aprendizaje sería más fluido, dinámico y esperanzador.

 ¿Por qué recomendarías a la gente visitar a un psicólogo?
En ocasiones, la respuesta a los problemas puede no encontrarse entre el entorno subjetivo del paciente, y el propio sujeto no puede acceder a ella por la tenebrosidad que el propio factor “estrés emocional” crea en el momento vital. Un buen ejemplo integrador sería que igual que un médico da oportunidad de solucionar ciertos síntomas en base a la salud física, un psicólogo está capacitado para diagnosticar y tratar profesionalmente en referencia a la salud mental. La línea es muy fina. Se trata de conocimientos específicos aplicados a las necesidades que surgen en el ser humano, por el mero hecho de sufrir y querer dejar de hacerlo.

¿Cuál es tu especialidad?
Me formé como Psicóloga General Sanitaria y también en el Tratamiento del Trauma con la técnica EMDR.

 ¿Qué características tiene y a quien trata?
Permite trabajar de forma integradora con dificultades y trastornos mentales padecidos en todas las edades. Aunque mi experiencia profesional se ha centrado más en jóvenes y adultos.

¿Hay alguna práctica que se haga habitualmente y que crees que es errónea?
Cualquier práctica que considere a los pacientes como un conjunto, sin tener en cuenta las individualidades seria para mí poco ortodoxo. Es decir, cualquier técnica psicológica podría ser válida o no, dependiendo del individuo y sus necesidades.

¿Qué le recomendarías a la gente para ser feliz?
Que no tema a la “verdad”, que se acerque a ella con una actitud acogedora y positiva. Sólo la aceptación de la VERDAD supone e implica LIBERACIÓN. Por el contrario, la NEGACIÓN de ésta supone ESCLAVITUD autoimpuesta que, en efecto, puede paralizar al sujeto en parte o gran parte, y en algunas o todas de sus áreas cotidianas.

¿Qué deberíamos tener en cuenta para elegir a un buen Psicólogo?
Que tenga formación y nuestras propias sensaciones.

 ¿Qué virtudes te gusta encontrar en las personas?
Autenticidad, coraje, humor intelectual y coherencia personal.

¿Dónde te ves de aquí a 5 años?
Aprendiendo para y de mis pacientes.

¿Te ha costado alcanzar el reconocimiento profesional?
El reconocimiento profesional es algo que siento como verdadero en el momento que lo estoy demostrando. No creo que sea algo que se alcance y se pueda poseer. De esta forma, me sentiré reconocida en la medida que así lo indiquen mis pacientes. Es algo que siempre debes estar ganándote. Siempre se está en posibilidad de crecer.

¿Cuándo recomiendas que se te visite?
Cuando la expresión de los problemas a tus seres queridos no sea suficiente para superar los malestares y consecuentemente le paralice en algún ámbito personal o profesional. La INTERVENCIÓN PRECOZ lleva de la mano un MEJOR PRONÓSTICO dado sencillamente a que todavía no ha avanzado la enfermedad mental. Me imagino que cualquiera consciente de ello, por ejemplo, en el momento en el que siente una parálisis en alguna parte del cuerpo, o cuando le detectan un tumor, acudirá inmediatamente a su médico para comprender el problema y empezar el tratamiento, y no permitirá que eso le consuma. En caso contrario, está negando la verdad, y en efecto, indicando que es en aquel estado en el que quiere permanecer.

 ¿Algo de la conducta humana que te fascine?
La pasión por aprender, tanto aquello propio como impropio.

¿Cómo percibe el ciudadano al profesional de la psicología, se puede hablar ya de la necesidad de un psicólogo de cabecera?
Como también ocurre en otros ámbitos, no estamos del todo concienciados y actualizados en ciertos aspectos de la Salud. Aun así, cada uno es libre de decidir las condiciones en las que quiere tenerla. Lo que sí es un dato importante, para quien quiera abrir la mente, es el conocimiento que tenemos sobre la influencia de las enfermedades psicológicas sobre las físicas, y la relación entre ellas. El cuerpo y la mente siempre han permanecido unidos. La diferencia es que ahora se conoce, pero aún hay quien se niega a reconocerlo. La necesidad es inminente si queremos velar por un completo servicio sanitario público.

Hoy día parece que muchas otras profesiones quieren también abarcar el campo de las emociones, ¿la psicología es para los psicólogos o bien otras profesiones también pueden flirtear con la psicología?
La psicología vive y emerge entre la sociedad, es de todos y para todos. Entendiendo que las emociones son de lo que estamos hechos, por lo que actuamos de una forma u otra, y por lo que responde el cuerpo de una determinada manera, considero necesario e imprescindible que otras profesiones tengan nociones básicas e influyentes para su aplicación adecuada.

¿Basta acabar la carrera y obtener el título o luego hay que especializarse según lo que se quiera hacer?
La mente es infinitamente rica y fructífera, es por eso que el secreto está en estar siempre desaprendiendo y aprendiendo en función de lo que a uno más le apasione.

¿Cuál va a ser el futuro o la evolución de la psicología?
Los psicólogos como ya sabéis no predecimos el futuro. Lo que si me atrevo a decir es cómo me gustaría que fuese. Idílicamente me gustaría que desapareciese, ya que esto indicaría la capacidad generalizada de resiliencia humana en toda la capa de tierra y el bienestar común y compartido. Ahora viene la parte realista, el problema es que el problema viene del propio ser humano. La sociedad enferma, y enferma por las propias acciones humanas. Mi reflexión es pesimista porque he intentado ser realista. En la actualidad, las acciones humanas ya sea en relación al medioambiente, tecnología, política, o a nivel personal cada vez se alejan más del cuidado comunitario y se acercan más, a través de la hipocresía, a la destrucción. Es por estas mismas necesidades innecesarias que va creando la sociedad en este momento evolutivo, que creo que cada vez más se van a hacer imprescindibles estos profesionales, con el fin de cubrir estos desgastes emocionales.

Más información sobre Gemma AQUÍ

 

Noticias Relacionadas

Comments are closed

info@especialistasmagazine.com