ansiedad siglo XXI

Ansiedad, enemiga del siglo XXI

La ansiedad se está convirtiendo en nuestra enemiga del siglo XXI y es que cada vez son más las personas que luchan contra este problema y que les afecta e interfiere en su calidad de vida. Está en nuestras manos qué camino queremos escoger.

Sudoración, escalofríos, sensación de ahogo, opresión en el pecho, taquicardias, nauseas, etc. Seguro que muchos nos identificamos con alguno o varios de estos síntomas propios de la ansiedad. Si no nos ha pasado a nosotros, seguro que tenemos a alguien cercano que padece o ha padecido ansiedad ya que se calcula que aproximadamente entre un 15 y un 20% de la población española sufre un episodio de ansiedad o más al año, y entre el 25 y el 30% de los españoles lo padecerán al menos una vez en su vida.

Entre las causas que nos pueden provocar ansiedad hay muchas y variadas. La lista sería interminable, pero además de circunstancias personales que estemos viviendo en ese momento, debemos tener en cuenta nuestra personalidad, la manera que tenemos a afrontar nuestros problemas, antecedentes familiares, etc. Estas circunstancias junto con el estilo de vida acelerado que llevamos en muchos casos, hace que vivamos siempre al límite, sin tener tiempo muchas veces para dedicarnos a nosotros mismos. Por ello, en ocasiones, nuestro cuerpo da la voz de alarma, se siente amenazado por el ritmo vertiginoso que llevamos y empieza a dar señales de alarma en forma de los síntomas más arriba comentados, se siente atacado y se prepara para la lucha ya que nuestros mecanismos biológicos ancestrales interpretan la situación como un peligro.

A veces debemos escuchar un poco a nuestro interior y frenar el ritmo ya que si no, a la larga, este estrés nos acabará pasando factura, y es entonces cuando pasamos de los ataques de ansiedad puntuales, a un trastorno de ansiedad propiamente dicho y que interferirá considerablemente nuestra calidad de vida.

Es muy importante que cada día nos tomemos unos minutos para nosotros mismos, que nos dediquemos a reflexionar, a bajar el ritmo y sobre todo, a respirar pausadamente, algo que por desgracia, a veces se nos olvida. Llevar una vida más relajada será nuestro mejor ataque.

Noticias Relacionadas

Comments are closed

info@especialistasmagazine.com