ir al psicologo

¿NECESITO IR AL PSICÓLOGO?

Estoy mal sí… ¿pero necesito ir al psicólogo? Esta es una pregunta que puede que alguno de vosotros os hayáis planteado en alguna ocasión y que se haya quedado en eso, en una mera pregunta, sin llegar a realizar una consulta. Realmente es difícil dar el paso de acudir a un especialista. Tradicionalmente se ha asociado la psicología con la “enfermedad mental”, y como podemos sentirnos mal sin sentirnos enfermos, decidimos que no hay la necesidad de hacerlo. Sin embargo, en los últimos años la psicología se ha ido acercando a la población, cada vez tenemos más información sobre esta profesión y sobre sus técnicas, y hoy en día la psicología ha ganado nuevos significados que se alejan de los mitos y prejuicios que existían en otras épocas.

Entonces, ¿cuándo es necesario ir al psicólogo? En este artículo intentaré responder a esta pregunta basándome en tres indicadores que pueden ayudarnos a tomar esta decisión: cuál es el motivo que nos lleva a querer consultar, qué grado de sufrimiento tenemos y cuánto tiempo llevamos sintiéndonos angustiados.

El motivo que nos lleva a consultar

Hay veces en que el motivo de nuestro malestar es claro: una ruptura de pareja, la pérdida de un ser querido, una fobia concreta, el diagnóstico de un trastorno determinado. Otras veces nos sentimos angustiados, perdidos, sin saber muy bien por qué. Siempre que sintamos que hay algo que nos frena a sentirnos bien y que nos repercute en nuestra felicidad, debemos pensar que lo podemos superar con la ayuda de un psicólogo. Puede que movidos por el miedo a encontrarnos peor si consultamos, la creencia de que uno no puede salir de ese estado de malestar o el acostumbrarnos a sentirnos de este modo, tendamos a tolerar vivir con este sufrimiento emocional que posiblemente no toleraríamos si se tratase de un dolor de tipo físico. Es importante no conformarnos con “ser así”, pues merecemos ser felices y poder superar ese malestar que nos entorpece nuestro día a día siempre es posible con la ayuda psicológica.

El grado de angustia que sentimos

Un factor muy importante a tener en cuenta para decidirnos consultar al psicólogo es el grado de ansiedad que sentimos ante lo que nos sucede. La realidad externa es objetiva pero cómo vivimos esa realidad es completamente subjetiva, de modo que la ansiedad que nos puede generar un estímulo externo también lo es. Hay veces que caemos en el error de compararnos con los demás “cómo me puedo sentir mal teniendo lo que tengo, si mi compañero sale adelante con menos”. Si entendemos que las emociones nunca son objetivas, que cada uno vivimos y sentimos con una intensidad que nos es propia, no deberíamos sentirnos culpables porque algo nos afecte mucho o poco.

El tiempo que llevamos sufriendo

Cuando nos ocurre algo en nuestra vida que nos afecta (un accidente, una pérdida, una enfermedad, un cambio en nuestra vida…) necesitamos un tiempo para readaptarnos. Este periodo de tiempo también es subjetivo y varía en función de las características personales de cada individuo. Después de un hecho perturbante, necesitamos reubicarnos en nuestra nueva situación, reconocernos en este nuevo ambiente. Si nos sentimos incapaces de recomponernos por nosotros mismos, nos faltan los recursos, no encontramos la manera, o si tras haberlo intentado varias veces sigue sin disminuir nuestra ansiedad, entonces es recomendable consultar a un psicólogo.

Mi objetivo en este artículo es el de recalcar en la importancia de no conformarse con sentir un cierto grado de angustia, adquirirlo como un rasgo más de nuestra personalidad, creer que no hay nada que hacer. Es normal que haya veces que no podamos con todo, y eso no significa que no seamos capaces, sino que necesitamos acudir a alguien que tenga la actitud de querer ayudarte, de pensar contigo y de acompañarte, haciéndote sentir más fuerte para seguir adelante.

 

Marta Saiz
Psicóloga sanitaria – online
www.elfil.cat
Telf. 660809060

Noticias Relacionadas

Comments are closed

info@especialistasmagazine.com