Root tree in garden.

El Árbol Genealógico.

El trabajo con el árbol genealógico o el genograma familiar nos ayuda a tener más información sobre nosotros y sobre nuestra familia. En terapia es un trabajo muy útil ya que su análisis nos brinda muchas respuestas y nos ayuda a redirigir nuestras vidas sin sentir que fallamos a la familia.

Actualmente están en auge los autores que proponen una revisión de la estructura familiar comoAlejandro Jodorovski para trabajar a nivel personal. Los grandes autores y padres de la Terapia familiar como Paul Watslawick, Salvador Minuchin o Mara Selvini entre otros, hace años que trabajaban con las bases de la familia y proponían un trabajo común con los diferentes miembros familiares para ser más efectivos en la resolución de problemas.

A menudo, el genograma nos enseña a ver el argumento de vida que otros nos escribieron y que aprendimos a sostener. Son guiones de vida de lo que debes hacer, como casarte y tener hijos, condicionarte a una determinada profesión como las anteriores generaciones (como ser abogado o médico) o  seguir un negocio familiar. Sin embargo, a veces, los mensajes familiares son más sutiles como  debes ser perfecto, no puedes llevar la contraria, sólo es importante la opinión de una persona de la familia,… A veces esto forma parte de lo que hemos vivido y oido en casa. Esto quiere decir que sin darnos cuenta interiorizamos todos esos mensajes negativos y a menudo nos cerramos las puertas de posibles experiencias alternativas más positivas.

Se trata de cuestionar los aprendizajes, quedarnos con aquellos que nos sirven y desechar los que nos perjudican.

Es importante reemplazar los planes de nuestros precesores por los que nosotros queremos, para crear un proyecto propio, alineado con nuestos gustos y deseos. Al fin y al cabo sólo tenemos una vida y tenemos derecho a ser dueños de ella. Esto también requiere un cambio, una adaptación por parte de la persona y familia que puede inicialmente no comprender esta decisión.

Ser fieles a nosotros mismos nos aporta satisfacción y bienestar. Cuando nos negamos nuestras necesidades y deseos podemos alterar nuestro estado anímico y incluso podemos llegar a sentirnos extremadamente tristes y desdichados.

Hemos de ver nuestra familia como una ayuda y un tesoro, en lugar de una trampa y una limitación.

Debemos darnos cuenta del peligro que significa olvidarnos de nosotros mismos. Debemos saber, que sólo nosotros somos los protagonistas y los directores de nuestra pelicula, y por este motivo elegimos los escenarios, las escenas y el elenco de actores. Nosotros llevamos nuestro timón o decidimos que lo lleve otra persona.

Esto quiere decir que somos responsables de la narración de nuestra vida. Para conseguir mantenernos en nuestro rumbo es importante ser fiel a nosotros, a nuestros deseos y confiar en lo que queremos para sentirnos felices y satisfechos.

Noticias Relacionadas

Comments are closed

info@especialistasmagazine.com