hand-101003_640

El contrato de alquiler, ¿cuándo se puede suspender?

En la firma de un contrato de alquiler se deben cumplir con todas las cláusulas acordadas y el tiempo que estipula el mismo. Aún así, es posible suspender dicho contrato cuando una de las dos partes no ha cumplido con las obligaciones que tiene todo arrendador y todo arrendatario.

 

El arrendador podrá suspender el contrato de alquiler cuando:

• El inquilino incumpla los pagos de la renta o no abone la fianza.

• El inquilino no pague otras cantidades estipuladas en el contrato, como puede ser el pago a la comunidad de propietarios si así lo recoge el contrato de alquiler.

• El inquilino realice actividades ilícitas en la vivienda o resulte una molestia grave para los vecinos. Así mismo, el arrendatario no puede subarrendar ni ceder la vivienda.

• Se puede suspender un contrato de alquiler en el caso de que el inquilino realice obras no consentidas por el propietario. Se deberá prestar especial atención a aquellas obras que perjudiquen la estabilidad de la vivienda o que modifiquen su distribución.

• Cuando el inquilino deja de habitar en la vivienda por un tiempo prolongado y esta ya no está destinada a su vivienda habitual ni a la de su cónyuge o hijos dependientes de él.

• En el caso de impago de suministros no es posible suspender el contrato de alquiler, sólo es competencia de la empresa suministradora la reclamación de los mismos y la sanción.

El inquilino puede suspender el contrato cuando:

• La vivienda no se encuentra en las condiciones necesarias de habitabilidad.

• El propietario realiza obras en la vivienda que la hacen inhabitable durante el tiempo de su duración. En este caso el inquilino puede elegir entre resolver el contrato, pedir una indemnización o permanecer en la vivienda sin pagar las cuotas de la renta.

El arrendador trastorna de cualquier manera el derecho del inquilino al uso de la vivienda, siempre y cuando el motivo no sea el incumplimiento de las cláusulas del contrato por parte del inquilino. En ese caso el arrendador podrá reclamar judicialmente pero no acosar al inquilino.

Noticias Relacionadas

Comments are closed

info@especialistasmagazine.com