Processed with Rookie

Alma Marín Psicóloga

Alma Marín Psicóloga especialista en el área de trauma mediante técnicas de neuroprocesamiento de gran eficacia, como son EMDR y Brainspotting, tiene consulta en Barcelona

 ¿Por qué elegiste dedicarte a la psicología?
Elegí psicología en un principio por interés, no vocación. Era la única carrera que despertaba mi curiosidad en cuanto contenido y seguí la premisa de disfrutar del camino, más que pensar en qué pasaría después. Resultó que cada año que pasaba me daba más cuenta de que era también vocación. A día de hoy no me veo ejerciendo de otra cosa que no sea ser psicóloga, disfruto cada día de esta profesión.

 ¿Qué te ha aportado tu profesión?
Mi profesión me aporta sobretodo conciencia, conciencia de lo complejos que somos los seres humanos y lo increíble que es nuestra mente. Me aporta comprensión y sensibilidad en mis relaciones, tanto personales como profesionales y sobretodo satisfacción, satisfacción de poder ayudar a los demás. Poder vivir de un trabajo que te hace sentir realizada y te permite ayudar al otro es un privilegio para mi.

 ¿Qué es lo que más te gusta de ella?
Lo que más me gusta es ver la mejoría en mis pacientes, ver en qué estado llegan y en qué estado se van y sentir que has ayudado a esa persona. Para mí ese es el mayor regalo.

 ¿Qué casos recuerdas especialmente?
La verdad es que recuerdo cada uno de ellos, todos los casos tienen algo especial, ya sea por lo fácil que ha sido trabajar con esas personas o lo difícil. Podría citar varios que destaquen, pero uno de los casos que más me ha marcado ha sido el de una chica que presentaba un trastorno de identidad disociativo, antiguamente conocido como trastorno de personalidad múltiple.
Esta paciente llegó a mi consulta hace unos 3 años en un estado muy complejo. Había padecido abusos sexuales durante años por parte de su padrastro y cierto abandono emocional por parte de sus padres. Presentaba un cuadro con síntomas disociativos graves, ataques conversivos, de ansiedad y síntomas depresivos con ideación suicida. Cada semana sucedía algo en su vida debido a su mal funcionamiento, fruto de los traumas que había vivido a lo largo de su vida. A día de hoy tiene una vida tranquila, funcional, sin sustos ni necesidad de depender de las pastillas o alguien que la vigile. Para mi es una satisfacción recordar su evolución y sus palabras de agradecimiento. Fue un trabajo duro, pero no solo para mí, sino también para ella, lo conseguimos juntas.

 ¿Algún o algunos pacientes a los que hayas ayudado de los que te sientas más orgullosa?
El caso que he citado anteriormente sin duda. Pero hay muchos más, desde una niña con ataques de ansiedad que en poco tiempo volvió a hacer vida normal, hasta un señor mayor con un duelo no elaborado por la muerte de su hija, un chico con graves dificultades en las relaciones que hoy en día está viviendo en pareja, una chica que no podía disfrutar de su vida sexual al haber sido víctima de abuso años atrás, problema que resolvimos…
Recuerdo especialmente el caso de una paciente que vino hace tiempo por fobia a los perros. Ella vivía en una zona de Perú donde habían muchos perros callejeros y no podía soportar más vivir ahí. En una de sus visitas a Barcelona, pues ella era de aquí, decidió venir a verme y estuvimos trabajando durante el tiempo que estuvo, no sé si llegó a 3 meses. En la última sesión pudo estar acariciando a un Boxer bien grandote y sentir ternura en vez de miedo hacia el animal. Semanas después me escribió desde Perú diciéndome lo diferente que veía a esos perros, ahora inofensivos para ella.

 ¿En qué crees que debería mejorar la profesión?
Creo que los psicólogos deben estar en formación continua y no dejarse de actualizar, cada vez salen métodos nuevos de intervención y más eficaces. También creo que debería regularse más a la profesión, pues hay muchas personas que se hacen llamar terapeutas y atienden a pacientes con problemas psicológicos, cuando no tienen formación en psicología y solo han hecho cursos individuales de distintas terapias, sin tener la carrera de psicología. En muchos casos hacen intervenciones que son contraproducentes, por desconocimiento, y perjudican a los pacientes en vez de ayudarles.

 ¿Por qué recomendarías a la gente visitar a un psicólogo?
Creo que a todas las personas les puede beneficiar hacer terapia, incluso las que no tienen problemas en su vida cuotidiana. Obviamente lo recomendaría a aquellos que sientan que algo no está bien en su funcionamiento, modo de actuar o sentir, porque la única manera de poder modificarlo es entrando en nuestras partes inconscientes y solos no podemos acceder a ellas. Solo con la ayuda de otra persona especializada será posible lograr el cambio definitivo.

¿Cuál es tu especialidad?
Mi especialidad es el área de trauma y utilizo para ello técnicas de neuroprocesamiento, como son EMDR y Brainspotting, que son las más relacionadas con el tratamiento del trauma debido a su gran eficacia.

¿Qué características tiene y a quien trata?
El trauma puede sonar como un área muy acotada, pero en verdad el trauma tiene que ver con absolutamente todo lo que nos ha afectado en nuestra vida y ha determinado nuestro modo de funcionar de forma perjudicial. Así pues, trato problemáticas muy distintas, desde ansiedad, depresión, trastornos alimentarios… hasta trastorno por estrés postraumático, que pueden padecer por ejemplo víctimas de maltrato o abuso sexual, entre otros.
Las técnicas de neuroprocesamiento provienen de la neurociencias que han demostrado que las experiencias que vivimos y nuestros vínculos tempranos dan forma a nuestras redes neuronales. Así pues, nuestra manera de funcionar es el resultado de un proceso adaptativo de información que ha ido haciendo nuestro cerebro a nuestro entorno para poder sobrevivir.
La comunicación entre las partes del cerebro va desde el tronco encefálico (la zona más primitiva) al neocórtex (la zona más avanzada). Cuando los mensajes no entran, no salen o no se transmiten es porque una experiencia ha superado la capacidad del cerebro de procesar información, un trauma. Por este motivo una terapia basada exclusivamente en la conversación no puede resolver el problema al no poder acceder a la parte cerebro-corporal, es decir, no trabaja con nuestra totalidad. Sin embargo las técnicas de neuroprocesamiento logran cambiar las conexiones neuronales y por ende nuestro funcionamiento, es decir logran resolver el problema.
EMDR (desensibilización y reprocesamiento a través del movimiento ocular) utiliza la estimulación bilateral del cerebro, a través de movimientos oculares, estimulación auditiva o táctil, para facilitar la conexión entre hemisferios y poder respocesar la información de experiencias pasadas y generar un cambio en nuestro funcionamiento. Y Brainspotting utiliza a parte de la estimulación bilateral, posiciones oculares concretas, las cuales facilitan la conexión con las áreas cerebrales donde está registrada la información que queremos modificar.

¿Quiénes han sido tus referentes profesionales?
Dolores Mosquera y Anabel Gonzáles, pioneras en España en trastornos disociativos y de personalidad, David Grand creador de Brainspotting y Mario Salvador, formador de Brainspotting en España, Europa y Latinoamérica.
11 ¿Hay alguna práctica que se haga habitualmente y que crees que es errónea?
Creo que todas las prácticas pueden ser beneficiosas siempre y cuando se apliquen a pacientes determinados, hay que tener en cuenta que cada caso es único y lo que le puede ir bien a una persona no tiene por qué irle bien a otra, incluso cuando presente la misma sintomatología.
Creo que falta formación en muchas áreas, sobretodo en disociación, un síntoma muy común que padecen la mayoría de los pacientes pero que sin embargo muy pocos profesionales, tanto psicólogos como psiquiatras desconocen y debido a ello se emiten falsos diagnósticos y por ende mala praxis.

 ¿Qué le recomendarías a la gente para ser feliz?
Como acabo de mencionar cada persona es única, así que no hay una respuesta única para esta pregunta. Lo que sí puedo responder con seguridad es que si uno mismo no sabe o no puede ser feliz ir a un psicólogo puede ayudarle a averiguar por sí mismo qué necesita para lograr serlo, pues podrá identificar qué es lo que no le permite serlo actualmente. Quizás se debería reformular la pregunta y decir ¿qué te impide ser feliz?

 ¿Qué deberíamos tener en cuenta para elegir a un buen Psicólogo?
En primer lugar su formación, asegurarse que está licenciado en psicología y ver qué formación ha recibido a posteriori. Según el problema que se quiera resolver, ver si encaja su línea de trabajo y si tenemos buenas referencias mejor. Finalmente tener una primera visita para ver si nos sentimos cómodos con el psicólogo, pues al fin y al cabo el psicólogo es otra persona con unas características determinadas y para trabajar con nuestro interior y desnudarnos emocionalmente es importante sentirnos a gusto con el otro.

¿Te ha costado alcanzar el reconocimiento profesional?
La verdad que tuve la suerte de empezar a ejercer desde que salí de la Universidad, muy jovencita, y formarme muchísimo desde que salí, sobretodo a nivel práctico. El dar con las técnicas de neuroprocesamiento desde un principio y recibir mucha formación me ayudo a obtener buenos resultados y mucha seguridad a la hora de ejercer, lo que me ayudó a recibir el reconocimiento rápidamente.

¿Si no te hubieses dedicado a la psicología a qué te hubieses dedicado?
La verdad no me veo ejerciendo de otra cosa, pero supongo que hubiera elegido algo relacionado también con la sanidad y el trato con las personas.

¿Cuándo recomiendas que se te visite?
Cuando la persona sienta que hay algo que no está bien en sí mismo, aunque no sepa identificarlo, ya sea una sensación, una emoción o un modo de reaccionar que le da problemas o no le hace sentir bien. Obviamente también se me puede visitar por crecimiento personal o incluso por potenciar alguna capacidad.
17 ¿Algo de la conducta humana que te fascine?
Me fascina como a veces actuamos en contradicción a lo que sentimos y a la vez descubrir que siempre hay una explicación lógica, aunque la mayoría de veces inconsciente, e incluso un buen motivo por el cual lo hacemos. Cuando llegas a comprender el funcionamiento de la mente humana te das cuenta de lo fascinante que es.

La vida es cada vez más complicada, y la Psicología es una profesión que está cada vez más presente, ¿están ambas cosas relacionadas?
Me pregunto qué pensarían nuestros antepasado de esta pregunta…, creo que se reirían, aunque cariñosamente, de nosotros. No creo que la vida actual sea más dura que la de generaciones anteriores, tenemos sanidad, tenemos más acceso a la educación, tenemos tecnología que nos facilita la vida… Claro que hay cosas más negativa pero en términos generales creo que nuestra vida es más sencilla que la de nuestros abuelos incluso.
Creo que si la psicología está más presente es debido a un cambio de valores y una mayor conciencia, incluso en la alimentación o en el culto al cuerpo podemos ver como las personas se empiezan a cuidar más en todos los sentidos. Estamos recuperando progresivamente tradiciones y valores más antiguos y beneficiosos para la salud, y la importancia de la salud mental o esfera emocional también se está valorando más, del mismo modo que la figura del psicólogo.

¿Cómo percibe el ciudadano al profesional de la psicología, se puede hablar ya de la necesidad de un psicólogo de cabecera?
Depende de la educación y creencias de cada persona se percibe al psicólogo de un modo u otro. Aún hay personas que consideran que nuestra figura no tiene ninguna utilidad y que lo que puedes hacer con un psicólogo lo puedes hacer con un amigo, hablar y desahogarte. Pero es una creencia errónea, pues al psicólogo no vas simplemente a hablar y desahogarte, claro que va implícito en la terapia, pero vas a acceder a partes de tu mente que desconoces para poder generar cambios en ti, y esto es imposible hacerlo solo hablando y menos con un amigo o alguien con quien tienes un vínculo emocional que no puede ser objetivo.
Sin embargo hay otras personas que perciben al psicólogo como una figura importante al estar libres de prejuicios, al darle importancia a la esfera emocional y estar bien informados de en qué consiste su tarea. Obviamente sería estupendo que hubiera un psicólogo de cabecera al que poder acudir y consultar para que pudiera orientar en un primer momento a los pacientes de si considera necesario hacer terapia o resolver las dudas que pudieran tener, aunque creo que aún es un poco pronto para que esto suceda tal y como está la sanidad pública.

 ¿En qué ámbitos se solicita más al psicólogo y en que campos obtiene más éxito?
Los casos que más solicitan son los relacionados con síntomas ansiosos o depresivos y opino que en todos los campos se obtiene éxito si se hace una buena intervención y obviamente si el paciente es constante en la terapia.

 Hoy día parece que muchas otras profesiones quieren también abarcar el campo de las emociones, ¿la psicología es para los psicólogos o bien otras profesiones también pueden flirtear con la psicología ?
Me alegra que se haga esta pregunta por la importancia que tiene la respuesta. En dos de las preguntas anteriores me he adelantado y he mencionado lo peligroso que puede ser hacer malas intervenciones y que en ocasiones hay personas que se hacen llamar terapeutas que atienden a pacientes con problemas psicológicos sin tener una buena formación y ni si quiera la carrera de psicología. Creo que nadie debería flirtear con la mente de nadie si no sabe lo que está haciendo, pues puede hacer más daño que bien, y puedo decirlo porque he podido verlo en pacientes que me han llegado muy desestabilizados después de haber sido tratados por otros profesionales que no sabían qué tenían delante de ellos por no tener la formación necesaria.

 ¿Basta acabar la carrera y obtener el título o luego hay que especializarse según lo que se quiera hacer?
Al salir de la carrera apenas sabemos ejercer, solo conocemos las bases de la psicología y por lo tanto es súper necesario que nos formemos, sobretodo en formaciones orientadas a la práctica. De hecho ha salido recientemente un máster obligatorio para aquellos psicólogos que quieran ejercer en el área clínica, lo que considero muy acertado al estar más orientado a la intervención, pues muchas personas salen de la universidad y se ponen a ejercer sin formarse más y eso es una falta de responsabilidad total, teniendo en cuenta que otras personas se ponen en nuestras manos esperando ser ayudadas.

 ¿Cuál va a ser el futuro o la evolución de la psicología?
No sé exactamente cual será, pero si seguimos por este camino creo que la psicología va a ser cada vez más reconocida y va a seguir evolucionando del mismo modo que la medicina. Habiendo más investigación, más avances y dónde se pueda dar un trabajo más multidisciplinar, donde médicos y psicólogos puedan trabajar conjuntamente y no por separado por ser demasiado organicistas, en el caso de los médicos, o mentalistas en el caso de los psicólogos. La clave es tratar a la persona como un ser bio-psico-social, teniendo en cuenta el conjunto, mente, cuerpo y modo de relacionarse

Noticias Relacionadas

Comments are closed

info@especialistasmagazine.com